La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales sede Ecuador (FLACSO), a través  de su Departamento de Psicología y en coordinación con la Cooperación Técnica GIZ y la organización alemana Friedrich-Ebert-Stiftun (FES -ILDIS), el martes 17 de mayo se llevó a cabo el Debate: “Balance de la Descentralización en el Ecuador” Perspectivas a Futuro cuyo evento contó con la presencia de panelistas e invitados relacionados al ejercicio público, pertenecientes a los países de Bolivia, Perú y Ecuador cuyo intercambio de experiencias permitió conocer el tipo balance de los procesos de descentralización en el Ecuador, pero reconociendo experiencias donde el mismo ejercicio descentralizador ha tenido varias formas de ser interpretado y ejecutado como es el caso de Perú y Bolivia.

El criterio o el eje común que une al tema descentralizador en los países es que debería haber bajo este criterio mayor eficiencia y eficacia en la administración pública basado en los criterios de democratización de poder, pero también basado en el ejercicio de equidad y armonía territorial a eso se refiere la descentralización.

Uno de los criterios más comunes que se tuvo entre los panelistas es que si bien es cierto la Constitución establece que el Ecuador es un país descentralizado este ejercicio no ha sido realmente  un elemento de prioridad en la gestión administrativa del país”.

Por el contrario la desconcentración ha sido elemento prioritario dejando a segundo plano la descentralización a los gobiernos seccionales.

El criterio emitido por la Lcda. Cecilia Chacón Viceprefecta de la provincia, “es que la descentralización aún en el Ecuador amerita voluntad política para realmente transferir competencias con recursos; además de un asumir por parte de los GADs la decisión de ser gobiernos implica elementos de soberanía, autonomía, toma de decisiones contar con una capacidad local por coordinar, planificar, poner en énfasis la concurrencia como elemento dinamizador pero sobre todo asumir que los retos que plantea el territorio son retos que deben ser trabajados de manera integral, compartida y que estos fortalezca realmente la riqueza de los territorios”.

Para la Viceprefecta de Tungurahua, recalcó que “el balance o resumen de la descentralización es que todavía sigue siendo una deuda en la planificación de la gestión pública nacional, la descentralización sigue siendo un reto para las autoridades locales pues necesitamos asumir más este ejercicio de manera más soberana, autónoma  y que el ejemplo de la provincia de Tungurahua en haber asumido las competencias aunque no tengamos todos los recursos, también habla de una decisión y un ejercicio de que si se puede ser un territorio intermedio descentralizado con voluntad interna”.

Un aspecto que destacar dijo Cecilia Chacón es que “también dependemos de una seria voluntad del centralismo que aún no termina por comprender cuales son las capacidades provinciales y locales, que no termina de comprender que sí hay propias experiencias territoriales pero sobre todo de pensar que en las provincias si hay capacidades para asumir, que si podemos hacerlo.”

Adicionalmente enfatizó que “hay que dejar este centralismo que lo que más bien han hecho varios ministerios y funcionarios públicos pese a la decisión de la voluntad de la primera autoridad nacional es recentralizar varias actividades lo cual significa asumir más poder para el estado central, duplicar funciones y dejar de lado el poder territorial que implica también  gestión propia”.

Ambato, 19 de mayo del 2017

Honorable Gobierno Provincial de Tungurahua